comunión

El reportaje de comunión, es un momento especial. Representa prácticamente el final de la infancia. Y es un hecho probado, que los niños, luego de tomar la comunión, cambian radicalmente, tanto física como en su percepción y su forma de comunicarse y sentir. De allí la importancia de recordar esa etapa de sus vidas a través de unas fotografías.

Claro que un reportaje de esta importancia tiene que planificarse bien. Nos gusta trabajar con tiempo para dedicar la máxima atención en vuestros hijos, siempre buscando la máxima originalidad para personalizar todo lo posible el reportaje.

Existen dos modalidades de reportaje, fotografías de estudio, o de exteriores. Igualmente se pueden combinar, aunque hay que considerar que ambos son contextos diferentes y por ello la planificación reviste de mucha más relevancia. MIentras el reportaje de estudio está pensado para tener unas fotografías formales y bien iluminadas, el de exterior pretende dar mayor libertad de expresión a los niños, que son en entornos abiertos más comunes y afines a ellos y su curiosidad natural por la vida.